dXmedio
¡Lo invisible se ve!

Biden sigue la misma senda de Trump – 1

Entrevista a José Antonio Egido

Biden sigue la misma senda de Trump. Montaje dXmedio.
196

“Biden sigue la misma senda de Trump”, primera parte de la entrevista cedida a dXmedio por el periodista y escritor chileno Arnaldo Pérez Guerra.

“Biden sigue la misma senda de Trump”, según el analista y académico José Antonio Egido. Originario de San Sebastián, en el País Vasco, Egido es licenciado en Ciencia Política y Sociología por la Universidad del País Vasco y Doctor en Sociología por la Université de Provence, en Marsella, Francia, y ha ejercido en universidades de China y Venezuela. Además, es autor de una veintena de libros y trabajos de investigación centrados en la geopolítica, donde es un experto.

Residió en China y, por largo tiempo, en Venezuela, impartiendo clases en la Universidad de Chángchūn, en el país asiático, y en la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Latinoamericana y del Caribe, y el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos “Pedro Gual”, en Caracas.

Desde hace años, José Antonio Egido colabora en medios de prensa audiovisual y escritos contrahegemónicos.

Estados Unidos, terrorismo y talibanes

Arnaldo Pérez Guerra: ¿Qué ocurre hoy en Afganistán? ¿Es posible pensar que Estados Unidos prefiere un “caos controlado” en ese país para, de alguna manera, atacar a Rusia, China e Irán?

ANTONIO EGIDO: De Afganistán cada día se saben cosas distintas. La humanidad no sabía lo que estaba pasando en Afganistán, de manera que la evaluación es compleja, y se necesita tiempo… No hay nadie que tenga, por más fuerzas de inteligencia que controle, un diagnóstico claro sobre lo que pasa allí…

Es posible el ‘caos controlado’, porque veinte años es mucho tiempo para que los Estados Unidos no tengan muchos planes y escenarios distintos.

Hay un acuerdo no conocido entre la administración Trump y los talibanes, en el Emirato ‘terrorista’ de Qatar. Biden está diciendo que el ‘acuerdo’ es que ‘los talibanes no atacarían a los Estados Unidos’, y ‘atacarían a otras fuerzas’, pero aún no se sabe a cuáles fuerzas.

Hace poco un compañero de Telesur rechazaba que cuestionase la real retirada de las tropas norteamericanas de Afganistán porque, según él, la ‘prensa mundial’ lo afirmaba sin reservas… Me sorprendió que un periodista de un canal creado para criticar el hegemonismo informativo de los medios del sistema hegemónico se apoyase en la ‘unanimidad’ de dicha prensa.

Hoy, hasta los principales líderes del mundo imperialista: Ángela Merkel, Joseph Borrell, la ministra española de ‘defensa’ -entre otros-, reconocen que ‘Occidente’ (es decir el orden político de la oligarquía financiera que ellos administran), ‘ha fracasado en Afganistán’.

¿Será correcta la metodología de análisis de dar por bueno que los mismos enemigos reconozcan su fracaso y salir a la calle tirando cohetes de alegría esperando sentados que las fuerzas democráticas irrumpan en los centros de poder de Washington, Londres, Bruselas, Madrid, París y Berlín?

Si aplicamos la lógica formal elemental y superficial, eso parece. Sin embargo, si observamos otros indicadores no parece que seguir a la gran prensa y alegrarnos del lloriqueo de los altos dirigentes sea la única manera de saber lo que está pasando.

Hoy, hasta los principales líderes del mundo imperialista: Ángela Merkel, Joseph Borrell, la ministra española de ‘defensa’ -entre otros-, reconocen que ‘Occidente’ (es decir el orden político de la oligarquía financiera que ellos administran), ‘ha fracasado en Afganistán’.

Veamos: en los días 24 y 25 de agosto el director máximo de la CIA, William Burns, se reúne nada menos que en Kabul con la dirección, o tal vez una fracción de la misma (toda la información disponible es difícil de confirmar), del grupo ‘terrorista’ (oficialmente reconocido como tal por Rusia y otros países) ‘Talibán’, al parecer para coordinar la retirada de miles de los diplomáticos, agentes y empleados occidentales y de sus cipayos locales. ¿Sólo para eso? Ya el viejo subordinado de Washington Borrell, jefe de la acción exterior de la Unión Europea, ha afirmado que no se puede dejar que ese desdichado país centro-asiático pase bajo la influencia de Rusia y China.

¿De qué más han hablado el jefe de los espías y estos terroristas? ¿Tal vez de mantener bases secretas norteamericanas a cambio de seguir financiando a la élite ultraderechista local como han hecho en los últimos ya no 20 sino 40 años, desde 1979 lo que ha llevado al caos a este país? ¿De que estos nuevos amos de Kabul presten algún tipo de ‘servicios’ a la CIA a cambio de alguna contraprestación?.

Recordemos dos datos más. Primero, en el llamado ‘gobierno de transición’ entre talibanes y títeres pro-norteamericanos se sienta uno de los genocidas anticomunistas más siniestros de todo el planeta: Gulbudin Hekmatiar, líder de la rama local de los ‘Hermanos Musulmanes’ al que reprochan, entre muchos otros crímenes, el asesinato de 50.000 personas cuando tomó Kabul en abril de 1992. Segundo, ya los tali-terroristas están negociando en el Valle de Panshir con el hijo de otro viejo agente de la CIA, Massud, liquidado por otros amigos de la CIA, Al Qaeda -del saudí Bin Laden-.

Seguramente su objetivo es enterrar sus aparentes diferencias para consolidar el poder islamo-fascista bajo hegemonía tali-terrorista. No está feliz el Irán vecino con el hundimiento de la administración colonial gringa allí. El Jeque pro Líder de la Revolución islámica, Abdul Karim Paz, reconoce que el Islam que propugnan estos tali-bandidos es ‘muy aberrante’.

Tomamos la palabra a los cabecillas imperialistas: su sistema ha fracasado en toda la Humanidad, es inhumano y bárbaro. Añadimos la obviedad de que sólo sirve para enriquecer a los grandes accionistas y ejecutivos del complejo militar industrial, las grandes multinacionales petroleras y el resto de los monopolios capitalistas.

Sería bueno preparar expertos competentes en geopolítica formados en el materialismo dialéctico, la base filosófica para adentrarse en el contradictorio caos en el que nos sumerge el decadente modo de producción capitalista en su fase imperialista.

Siria, Líbano y Palestina

Siria sigue su lucha contra el terrorismo financiado por EEUU, Arabia Saudita e Israel, entre otros. ¿Qué situación enfrenta hoy Siria? ¿Por qué es tan importante lo que ocurre en esa nación?

ANTONIO EGIDO: En Siria, a diferencia de Afganistán, hay una derrota militar de la táctica de agresión diseñada por los Estados Unidos, los países de la OTAN, Israel, las monarquías del Golfo, y Turquía, desde hace años. Los objetivos militares no fueron alcanzados en derribar la República Árabe Siria, asesinar al presidente Bashar al-Ássad y destruir al partido Baaz Árabe Socialista.

Siria sigue resistiendo, pero lamentablemente hay dos o tres provincias que están total o parcialmente controladas por Turquía y sus fuerzas terroristas, o por los Estados Unidos y sus fuerzas mercenarias kurdas. Es fundamental lo que pasa en Siria porque a diferencia de Afganistán, de Libia, de Iraq, de Panamá, de Granada… no pudieron destruirla.

Estados Unidos, en nombre de la ayuda humanitaria a Siria, lleva a cabo operaciones para instaurar un emirato neocolonial. El canciller de Siria, Faisal al-Miqdad, ha denunciado que el mecanismo de ayuda transfronteriza de Estados Unidos al país árabe es pura hipocresía y busca ayudar al terrorismo para prolongar la actual crisis que vive Siria.

Estados Unidos, en nombre de la ayuda humanitaria a Siria, lleva a cabo operaciones para instaurar un emirato neocolonial.

Esta presencia, esta operación siniestra norteamericana busca, por medios supuestamente pacíficos, pero igual de criminales, destruir la República Árabe Siria, eliminar al presidente sirio, y a su gobierno, e instaurar un emirato neocolonial que destruya el país.

Biden sigue la misma senda de Trump

ANTONIO EGIDO: El gobierno de Estados Unidos, presidido por Joe Biden, sigue la misma senda del expresidente estadounidense Donald Trump de ‘debilitar’ a Damasco, pues, Siria es un país ‘independiente, antimperialista y antisionista’.Las medidas coercitivas de Washington contra Damasco, como las sanciones, entre otras, buscan impedir la reconstrucción de Siria, un país que sufre, desde hace mucho tiempo, el terrorismo, el extremismo.

Pero pase lo que pase, las fuerzas de Estados Unidos en Siria serán expulsadas a patadas por el pueblo sirio y por sus aliados. El excelente canciller sirio Mekdad, un baasista de línea antimperialista, antiguo miembro del Partido Comunista, exige la salida inmediata de los militares norteamericanos del noreste de Siria que respaldan a los kurdos mercenarios de YPD-SDF. Saldrán antes o después.

¿Cuál es su opinión de lo que sucede actualmente en El Líbano y Palestina?

ANTONIO EGIDO: Palestina es una nación o una parte de una nación árabe desmembrada, fruto de la política de agresión israelí, pero también de la política muy equivocada de las dos fracciones mayoritarias del pueblo palestino, que son la nacionalista burguesa de Al-Fatah, abiertamente pro norteamericana, y la integrista, realmente terrorista y traidora a la nación árabe, que es Harakat al-Muqáwama al-Islamiya, Hamás.

Lo de Palestina no tiene solución mientras la nación árabe no se una, y mientras el imperialismo siga apoyando a Israel… Y El Líbano es un país fallido, creado por Francia para destruir y debilitar al estado Sirio, y que ahora está sufriendo una muy grande crisis económica, unida a una tremenda crisis política.

Lo de Palestina no tiene solución mientras la nación árabe no se una, y mientras el imperialismo siga apoyando a Israel…

La creación del Estado sionista de Israel con su secuela interminable de injusticia, violencia y perversidad es la obra del imperialismo británico y francés con el equivocado apoyo puntual de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, del que se resarció apoyando consecuentemente la Revolución árabe de liberación nacional. Los Estados Unidos lo sostienen. A los causantes les tocará resolver la tragedia sin fin.

El pueblo palestino tiene derecho a resistir la agresión israelí pero para ir a una negociación honesta que le dé derechos nacionales, ojalá en federación con la Gran Siria a la que pertenece: Siria, El Líbano y Jordania… Paz, seguridad y garantía de no agresión de una entidad israelí depurada del agresivo racismo sionista y no apoyada incondicionalmente por las potencias imperialistas que mediante la declaración Balfour y el acuerdo Sykes-Picott crearon Israel.

Además de condenar los ataques israelíes continuos desde hace lustros contra la franja de Gaza expreso mi falta de solidaridad con la línea política de la filial palestina de la agrupación terrorista ‘Hermanos Musulmanes’ instalada en Gaza por el Shinbet israelí para dividir al pueblo palestino. Hamás es traidora a Siria, y enemiga de la izquierda palestina.

El horror en Yemen

-¿Cuál es su visión sobre lo que sucede hoy en Yemen y la lucha de Ansarolá?

ANTONIO EGIDO: Ansarolá es la opción iraní, pero representa a la feudalidad que dirigió el Yemen del Norte, cuando era una monarquía. Representa un proyecto civilizacional feudal, atrasado y bastante reaccionario, pero también encarna elementos de soberanía que no gustan a Arabia Saudí ni a los Estados Unidos.

Yemen está destruido y multidividido, y sin capacidad para imponer sus condiciones. Yemen como fuerza revolucionaria que fue no existe ya, sobre todo a partir del año ’90, cuando el Partido Socialista Yemení se ‘suicidó’ y entregó el país.

Ya van seis años de la inmunda, catastrófica y horrible guerra saudí/emiratí/norteamericana contra el pueblo de Yemen, su población civil y en particular su infancia en medio del silencio cínico del mundo occidental, los vendedores de armas y los cómplices de los agresores reaccionarios.

En Yemen hay una guerra absolutamente indescriptible que inicialmente toma la forma de una guerra civil, puesto que lo que era el antiguo Yemen del Norte se dividió entre el partido Ansarolá, un partido de religión chií zaidí, y una parte del gobierno es apoyada por los saudíes. Los saudíes crean una coalición con los Emiratos Árabes y varios países comprados con dinero saudí, y se produce una intervención apoyada por Estados Unidos con la excusa de que supuestamente Ansarolá y el ejército yemení es apoyado por Irán.

De hecho es una guerra que cada vez ha tomado más la forma de una guerra de liberación entre el pueblo yemení agrupado en torno al ejército y a Ansarolá, y los agresores saudíes, porque, además, se han dividido los agresores. Los Emiratos Árabes Unidos han pasado a apoyar a los separatistas de Yemen del Sur, que son lejanos herederos de la antigua república revolucionaria que desapareció en el año ‘90, República Democrática y Popular de Yemen.

De hecho es una guerra que cada vez ha tomado más la forma de una guerra de liberación entre el pueblo yemení agrupado en torno al ejército y a Ansarolá, y los agresores saudíes, porque, además, se han dividido los agresores.

Pero lo que hay que destacar es el carácter horrible de esa guerra, la incapacidad que tienen los saudíes a pesar de todo el respaldo occidental de destruir al Partido Ansarolá y al ejército yemení, y lo que está sufriendo extraordinariamente la población civil, en particular los niños, por la política saudí de bombardear a la población civil, de destruir las escuelas, impedir el acceso de alimentos, es una crisis humanitaria, la más horrible que hay en el mundo sin la menor duda.

Los Estados Unidos antes de Trump, con Trump y después de Trump han estado apoyando a los agresores saudíes y emiratíes, han estado vendiendo armas… También España ha estado vendiendo armas. Hay empresas de armas vascas que se han enriquecido con este crimen de guerra y crimen contra la humanidad que es la guerra contra Yemen…

Ahora, de manera más o menos sorpresiva Biden que trata de alejarse del príncipe Bin Salman, que es probablemente el responsable saudí de esta guerra. Ha dicho que se ‘retira’. No está claro que se vaya a retirar, pero ha tomado una cierta distancia sobre todo por la incapacidad que tienen los saudíes de destruir a los insurgentes hutíes, y la capacidad yemení de defenderse y destruir, desmantelar y golpear el entramado petrolero y petroquímico de los saudíes. Las instalaciones de la empresa saudí Aramco han recibido varios golpes yemeníes muy certeros, y eso afecta al tráfico mundial de petróleo.

Realmente lo que pasa en Yemen es de las cosas más horribles o la más horrible del mundo. Hace ya tres o cuatro años una instancia de las Naciones Unidas, que vela por los intereses de los niños, afirmó que ‘Arabia Saudí, el régimen saudí es un agresor y un responsable de la muerte de los niños yemeníes por su política de agresión contra la población civil’.

Entonces, los saudíes ‘chantajearon’ a las Naciones Unidas, de que ‘se retiraban’ y ‘retiraban su financiación’, si no sacaban a Arabia Saudí y su régimen de esa lista de criminales contra los niños, y las Naciones Unidas aceptaron el chantaje y sacaron a los saudíes que han seguido impunemente agrediendo a la infancia yemení con el respaldo completo, por supuesto, de los occidentales, de Israel, de las otras monarquías del Golfo Pérsico, algo que realmente avergüenza a la humanidad.

Superando las dificultades el pueblo yemení se aferra a la defensa de su independencia nacional y le inflige certeros golpes a la monarquía saudí, aunque tiene capacidades militares teóricamente muy inferiores a los saudíes que son provistos de las armas más modernas por los Estados Unidos, los españoles, los franceses, los ingleses, y otros, que hacen grandes negocios con la sangre del pueblo yemení…

Aun así y todo la dignidad del pueblo yemení está humillando al régimen saudí y a los occidentales, llevando la guerra a un callejón sin salida desde el punto de vista del objetivo saudí/emiratí/norteamericano, que es implantar un república colonial en Yemen. Eso no ha sido posible gracias a la resistencia increíble del pueblo yemení, que está en alpargatas y descalzo, pero también con drones y misiles, y mucha capacidad para golpear al régimen saudí…

Ver también

Parte 2:

Cuba y Venezuela enfrentan un bloqueo genocida.

Ver la versión en inglés de este artículo en:

deXmedio

Actualizaciones en tiempo real en tu dispositivo. Suscríbete ahora.

Suscríbete a nuestro boletín.
Suscríbete a nuestro boletín.
Regístrate aquí para recibir las últimas noticias, actualizaciones y ofertas especiales directamente en la bandeja de entrada.
Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento.

Comentarios cerrados.

dXmedio sólo usa cookies propias con propósitos técnicos que pueden mejorar la experiencia de navegación, y no obtiene ni cede datos personales de los usuarios sin su conocimiento. No obstante, hay enlaces a sitios web de terceros cuyas políticas de privacidad son por completo ajenas a las de nuestro portal web. Tú puedes decidir si aceptas o no cuando accedes a ellos. Gracias. AceptarLEER MÁS